Las comidas saludables son nuestra fuente de energía, el material indispensable que necesita nuestro cuerpo para crecer, desarrollarse y hacerse fuerte. Ya sabes que los alimentos te ayudan a mantener y mejorar la salud.

Pero lo que quizás no sepas es que hay alimentos y nutrientes específicos para mimar cada uno de tus órganos. Los que necesitas para toda la vida y en plena forma.

Buenos hábitos, tomar comidas saludables

Tomar la alimentación más adecuada en cada situación no sólo te permitirá trabajar mejor y levantar el ánimo, también te ayudará a protegerte contra las enfermedades y las presiones de la vida moderna e incluso, puedes añadir años a tu vida.

Y como las necesidades son muchas y diversas, hemos seleccionado cuatro casos recurrentes: estrés, fatiga, falta de concentración y dificultades a la hora de dormir, para que puedas acabar con ellos con comidas saludables, sin  fármacos ni pastillas.

Si la tensión marca de forma habitual tu ritmo de trabajo procura adecuar tu dieta a tus necesidades energéticas. Para incrementar los niveles de energía y reducir la fatiga ocasionada por el estrés.

Entre las comidas saludables que pueden ayudar a combatir el estrés por su efecto calmante destacan:

  • Las nueces, Carne, Grosella negra, Brécol, Judías verdes, Patatas, pan integral, agua, huevos, naranjas y melón.
  • Come poco y con frecuencia, al menos cada tres horas. Lo ideal es realizar cinco comidas a lo largo del día.
  • Reserva un momento de tranquilidad para la hora de la comida, para comer despacio, relajarse y disfrutar.
  • Cereales Basa tus comidas saludables, en los carbohidratos complejos, contenidos en alimentos como el pan integral, las pastas, el arroz y las patatas.

Basa tus comidas saludables, en los carbohidratos complejos, contenidos en alimentos como el pan integral, las pastas, el arroz y las patatas.

Diversos estudios indican que los alimentos ricos en carbohidratos aumentan los niveles de serotonina en el cerebro y ejerce un efecto calmante.

Alimentos que aportan energía

A continuación, veremos algunas comidas saludables muy útiles cuando nuestros niveles de energía están al mínimo:

Tallarines, espinacas, arroz integral, guisantes, dátiles, judías, pan integral, brécol, galletas de avena, pasteles de arroz, lentejas, tomates, manzanas, avena cocida con leche, plátanos, zumos de naranja, agua, patatas, peras, copos de Maíz, higos y albaricoques secos.

Las comidas saludables deben ser variadas, ricas en frutas, hortalizas, cereales, legumbres, pescados y lácteos.

Recuerda que estos consejos no pretenden sustituir a tu médico, son tan solo sugerencias a modo orientativo, si te encuentras con problemas de salud, lo recomendable es acudir a un profesional médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.